El error de Frege: por una didáctica de la lógica basada en el sentido común.

Llevo intentando enseñar a razonar con rigor a mis alumnos desde 1998 y siempre con resultados pésimos. Estudiar Psicología me permitió comprender que el problema no estaba en la capacidad de mis alumnos, sino en los métodos de enseñanza. Hoy estoy convencido de que utilizar la lógica clásica en el aula perjudica mucho más que beneficia: es compleja, artificial y abstracta. Los unos y los ceros están bien para programar ordenadores, pero no para desarrollar la inteligencia lógica y matemática de seres que aprenden por procesos asociativos.

Difundir el diagrama de Marlo y las redes de expectativas es una obligación moral para mí como profesor comprometido con el desarrollo de la razón. Todo es mucho más simple de lo que la lógica matemática propuso como modelo de razón, un modelo hoy refutado por la investigación en Psicología. No razonamos con Modus Ponens ni Modus Tollens, pero sí que parece hacer unos principios matemáticos universalmente compartidos por todos los seres dotados de razón y que son en los que se basan las inferencias en mi sistema: la relación entre las partes y un todo definido a partir del término medio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s